martes, 20 de septiembre de 2011

Los nombres de las estrellas

La mayoría de los textos de astronomía asignan el origen de los nombres de estrellas y constelaciones a los pueblos árabes, aunque por cierto los hay de procedencias diversas. Imaginar el extenso desierto, sin luces artificiales de ninguna naturaleza y a centenares de kilómetros de las aldeas o comunidades mas cercanas, debe recordar una sesión en el planetario, cuando el proyector muestra las estrellas en todo su esplendor y colorido, con la faja irregular de la Vía Láctea cruzando el silencioso firmamento.

Hace miles de años, la curiosidad del hombre por los astros les llevó a creer que aquellos marcaban decididamente sus destinos, naciendo entonces una oscura hermana de la Astronomía: la Astrología basada en la superstición del hombre, hecho que (vaya de paso) hasta nuestros días parece tener vigencia entre la mayoría de los pueblos de la Tierra.

No obstante, muchos de los nombres impuestos a las constelaciones y a las estrellas por aquellos antiguos observadores de espíritu sencillos y poéticos, son ciertamente bonitos y hasta fantásticos. Cada nombre dado a una estrella tiene su significado. Así por ejemplo, "Alphard", nombre de la estrella principal de la constelación de "Hidra", significa en lengua árabe: "la solitaria en la serpiente"; o también "Alnilam",una de las Tres Marías, en la misma lengua: "la sarta de perlas".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada