martes, 19 de julio de 2011

Apolo 11: Llegada al Centro Espacial

La noche del 8 de julio de 1969 salí del aeropuerto internacional de Ezeiza en Buenos Aires. Por la mañana del día 9 llegaba a Miami. Ocho meses antes había solicitado permiso a la NASA para reportar la misión, en lo posible con dos o tres miembros adicionales. Finalmente presidí la delegación compuesta por Omar Meynet, Olimpio Chiarelli y Cornelio Ross, quienes me acompañaron. Por la tarde alquilamos un Ford Galaxy, y el día 10 muy temprano emprendimos el inolvidable viaje.

Camino al Centro Espacial

En la oficina de Protocolo de la NASA nos entregaron las credenciales correspondientes, que aseguraban nuestra permanencia sin inconvenientes, y el permiso sin restricciones para efectuar entrevistas, reportajes, tomar fotos, grabar, asistir a conferencias, etc. Al atardecer del día 10, cruzamos Río Banana a través del puente, y nos dirigimos al corazón del "Centro Espacial J F Kennedy".

Allí, emergiendo del arenoso terreno, está el templo del Apolo. Es el "VAB" o "Edificio de Ensamblaje Muy Grande" (Very Large Assembly Building). Es el más voluminoso del mundo. sus dimensiones son 180 m de altura, por 217 de largo, asentado sobre cimientos de concreto en base a columnas de 48 m de profundidad. En su interior pueden armarse 4 cohetes Saturno 5.

El VAB en toda su magnitud

El Saturno 5, de 3 etapas, mide 111 m de altura, y en su extremo superior va la nave Apolo, compuesta del Módulo de Mando, Módulo Lunar, y Módulo de Servivio. El Saturno 5 es extraído del interior del VAB por medio de una "oruga" mecánica, cuyas dimensiones equivalen a 1/3 de un campo de football. Se mueve a razón de 1 km/hora, hasta la plataforma de lanzamiento ubicada a 5 kilómetros de distancia del VAB. La gigantesca máquina mecánica se desplaza sobre un camino especialmente construído de casi 3 metros de espesor.

La "oruga" gigante

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada